Un sistema de regulación de consumos es esencial para las comunidades de propietarios que estén interesadas en una optimización de sus recursos mediante una reducción del consumo de la calefacción. Una vez se sabe lo que consume cada vecino gracias a un reparto individualizado de los consumos, el siguiente paso es que cada uno pueda modular la calefacción que entra en su vivienda. El sistema de regulación de Metrigest permite a cada vecino adaptar la temperatura de la vivienda a sus necesidades, de tal manera que se aporte confort y se obtenga ahorro. Estas necesidades ni son constantes a lo largo del año ni del día, ya que la temperatura exterior varía a lo largo del día, de unos días a otros, y tampoco se necesita lo mismo en todas las estancias o habitaciones de una vivienda. Así, la capacidad de apagar la calefacción de toda la vivienda cuando de salga de ella o cuando la temperatura de calle sea agradable, o incluso de mantener apagados determinados radiadores en estancias en las que no se suela necesitar calor (recibidor o baños) o en las que no se encuentre uno en ese momento, llevan implícito un importante ahorro en la factura de la calefacción. De media, se estima que cada comunidad de vecinos que instala este sistema obtiene un ahorro de energía de un 30%, lo que para una vivienda media una disminución de la factura anual de calefacción de 210 euros.


 

En Metrigest ofrecemos dos categorías de regulación en función de si el sistema de calefacción está dispuesto por anillos o por columnas:

Sistema en Columnas

C.P. anteriores a 1980 aprox.
Solución única de regulación por radiadores

En una instalación por columnas los radiadores de una misma estancia de los distintos pisos comparten la tubería de entrada de calefacción, de modo que la única opción de regulación en este caso es el instalar valvulas termostáticas en cada uno de ellos. Las opciones de regulación individual para los radiadores son variadas, y van desde las opciones más básicas, como pueden ser la instalación de termostatos manuales, hasta las más sofisticadas, con la instalación de válvulas termostatizables programables, con la posibilidad incluso de ser controladas por un termostato inalámbrico y directamente desde su teléfono móvil.

Sistema en Anillos

C.P. posteriores a 1980 aprox.
Válvula de corte + Termostatos

En una instalación por anillos existe un único punto de entrada y de salida para la calefacción. En este tipo de instalaciones Metrigest presenta dos opciones de regulación a los vecinos, para que estos elijan la que más se adapta a sus necesidades.

Opción 1: Regulación de zona.

Este sistema consiste en instalar una válvula de corte en la tubería de entrada a la vivienda, justo antes del contador de energía. Mediante un termostato, ya sea estático o inalámbrico, se controla la válvula para controlar si la calefacción de toda la vivienda queda encendida o apagada. Con esta modalidad no se puede controlar de manera individual cada radiador.

Opción 2: Regular cada radiador de la vivienda.

Este sistema consiste en instalar una válvula termostática en cada radiador, de manera que se puede controlar la temperatura de cada uno de manera individual e independiente. Las opciones de regulación individual para los radiadores son variadas, y van desde las opciones más básicas, como pueden ser la instalación de termostatos manuales, hasta las más sofisticadas, con la instalación de válvulas termostatizables programables, con la posibilidad incluso de ser controladas por un termostato inalámbrico y directamente desde su teléfono móvil.

Combinación de los dos sistemas.

Existe un sistema con el que se pueden combinar los dos anteriores, a fin de obtener un confort y un control sobre nuestro hogar óptimo. Se instalan válvulas termostáticas en cada radiador y un termostato ambiente que controle una válvula de corte general.

Así, se puede elegir una temperatura de confort con las válvulas termostáticas para cada habitación. Con el termostato ambiente se apaga, se enciende y se programa la calefacción de toda la vivienda de forma rápida, sin tener que ir a todos los radiadores de la casa